domingo, 13 de agosto de 2017

Primer Clásico sin Neymar

El partido de la Supercopa de España que alberga el Camp Nou esta noche, presenta el primer clásico oficial de la temporada sin Neymar, que voló a París, entre una Barcelona en plena reconstrucción y un Real Madrid que se compromete a la continuidad en un período de éxito. Mientras el Club trabaja, hasta ahora sin éxito, para cubrir la brecha que ha dejado la fuga de Neymar a PSG, la temporada no espera a los blaugrana, que se enfrentan al primer partido oficial del año nuevo con sólo tres caras nuevas: el lado de Nélson Semedo, el centro de Marlon Santos y el final Gérard Deulofeu. Pero si Semedo y Marlon, por ahora, parecen tener poco para Valverde, todo sugiere que Deulofeu será responsable de hacer Neymar en el 4-3-3 que el técnico extremeño ha decidido conservar esta temporada y que se ha convertido en el modelo de "Barcelona style". Valverde no podrá contar con los heridos Rafinha Alcántara y Thomas Vermaelen. Este último, además, es uno de los jugadores que el Club espera colocar en el mercado de este verano. A pesar de los problemas que el Club está teniendo en la elaboración de la plantilla, el equipo ha hecho unas sensaciones más notables en esta pretemporada. En el viaje norteamericano, el blaugrana practicó un balompié atractivo, consiguiendo la presión arterial alta después de la pérdida. Derrotó a rivales de entidad como Juventus, Manchester United y Real Madrid, que venció a 2-3, en Miami. Voy a tratar de repetir en el Camp Nou con un once muy similar a lo que Luis Enrique se alineó la temporada pasada. Así, Valverde pudo trazar la alineación que trajo Javier Clemente contra Chapecoense (5-0), en la presentación del equipo frente a sus seguidores en el trofeo Joan Gamper. TER Stegen o Cillessen, que podría tener su premio después en la pretemporada, parece la única duda.